¿Con que criterios se diseña un restaurante?

Apostar por un proyecto con marcada personalidad, tener claro el presupuesto e intentar prescindir de modas son las claves para llevar a cabo un gran proyecto.

Que duda cabe que los profesionales de la hostelería están entre los mejores clientes de los decoradores de interiores. Es necesaria en muchas ocasiones la ayuda de un profesional para tener la seguridad de que el cliente recibe un mensaje claro. Además estos mismos decoradores saben que si el restaurante resulta ser todo un éxito les lloverán los encargos, por lo que suelen poner todo su empeño.

Locales de perfiles claramente diferenciados  como el 18 Lobster, El Puertito o Magnum  han convertido por ejemplo la zona en el ‘afterwork’ de moda. No cabe duda de que la ‘beautiful people’ del Ensanche también se ha dejado seducir por el sector mas chic ‘Costa Este’ de uno, el aire marinero con acento francés de otro o el casticismo de antigua tienda de ultramarinos del tercero.

La decoración, como dicen los propios decoradores, da bastantes pistas al cliente en un primer  vistazo al local. No es lo mismo pararse delante de una terraza con veladores y vajilla de diseño que ante unas mesas altas y unos taburetes de madera. Es por eso que hay que tener bastante claro el segmento de público al que quieres dirigirte, qué tipo de cocina vas a hacer o qué presupuesto manejas.

No hay que preocuparse tanto del presupuesto. Con pocos medios y una buena iluminación se pueden conseguir muy buenos resultados. Eso si, para ello hay que pasar bastantes horas con el cliente para llevar a cabo el proyecto que quiere hacer.  Se trata más bien de crear una atmósfera que represente el espíritu del negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *